Reseña del libro Un mundo feliz – Aldous Huxley

Bienvenidos un domingo más que felicidad me da poderles escribir una vez más. El día de hoy les traigo una reseña del libro del mes de enero, uno de mis propósitos de este año es leer un libro cada mes, esto siempre está en mis propósitos de todos los años, pero nunca lo cumplo, así que ahora estoy súper comprometida y aquí les va el primero.

Para no extenderme más les dejo una pequeña reseña, espero que les guste.

Empecemos:

Sinopsis:

En esta novela se destaca el desarrollo de la tecnología reproductiva, cultivos humanos e hipnopedia (educación a través del sueño) y que en conjunto modifican a la sociedad, describiéndola como desenfadada, saludable y avanzada tecnológicamente, lo que podría ser solo una fantasía. La guerra y la pobreza fueron erradicadas y todos son permanentemente felices. Sin embargo, la ironía es que todas estas cosas se han alcanzado tras eliminar muchas otras como la familia, la cultura, el arte, el avance de la ciencia, la literatura, la religión y la filosofía. Los personajes de Lenina y el salvaje de esta interesante novela presentan puntos de vista opuestos sobre este tipo de sociedad.

La segunda mitad de la novela en la que John el salvaje, hijo de dos ciudadanos del mundo civilizado, creció con el estilo de vida de los zuñi (indios de los pueblos de Estados Unidos), y su religión no es más que una mezcla entre creencias zuñi y cristianas. Sin embargo, también recibe la influencia de la educación que le da su madre (quien le enseño a leer) y del descubrimiento de las obras de William Shakespeare.

83592564_2690450314343488_8591422987146625024_n

 

Opinión personal.

Este libro es uno de los que más me ha costado leer, esta fue la segunda vez que lo intenté, porque la primera sentía que no le entendía a nada de lo que leía eso fue hace un año. Aparte de que utiliza muchas palabras que no estaban en mi vocabulario, por lo que tenía que tener mi celular cerca para buscarlas. Pero como un maestro lo recomendaba muchísimo y ya lo tenía decidí que tenía que leerlo a como diera lugar, y la verdad no me arrepiento.

Para que puedan comprender mejor, les explico que los miembros de esa sociedad no nacen, se hacen en frascos. Están divididos, en orden de categoría (que implica inteligencia, habilidades, capacidad emocional, atractivo físico, etc.).

División:

-Los Alfa son individuos inteligentes, realizan la mayoría de las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental.

Beta tienen una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfa.

Gamas no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas y hospitales.

Deltas, individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas y apenas se interesan por algún asunto.

Epsilones humanos tontos con inteligencia casi animal y sin capacidad de razonar que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a los demás, subir y bajar ascensores, entre otras actividades.

Todos ellos eran condicionados para amar el modo de vida que les había tocado vivir. Cuando crecían un poco más, podían tomar soma, una droga que curaba sentimientos negativos y que les proporcionaba unas felices vacaciones de la realidad.

Todas las personas eran felices, pero esa felicidad estaba manipulada. La sociedad estaba muy unida, todos se respetaban y necesitaban al resto. Las probabilidades de vida no eran muy largas de unos 60 años. Como podemos ver esta historia nos muestra como la tecnología ha avanzado enormemente hasta convertirse, junto con las drogas diseñadas, en el principal medio para conseguir la felicidad.

Cuando terminé el libro, me sentí muy feliz por haberlo leído y me hizo reflexionar muchísimo, ¿se es más feliz al estar condicionado a no desear cosas que no podemos tener que al desearlas y no poder siempre conseguirlas? Que les puedo decir “Un mundo feliz” sin duda es un clásico que no debe faltar en sus próximas lecturas, les ayudara a comparar las situaciones actuales, y analiza cómo vivimos en la actualidad.

 

Autor.

aldous

Aldous Huxley

Novelista y ensayista inglés de prosa enciclopédica y a la vez visionaria. Se educó en una familia de sólida tradición intelectual. En su juventud quedo prácticamente ciego, y en 1942 publicó un libro acerca de sus esfuerzos para recuperar la visión El arte de ver. Se graduo en literatura inglesa en el Balliol College de Oxford y trabajó para la célebre revista Athenaeum y como crítico de teatro en la Westminster Gazzette.

En 1932 publicó otra gran obra, Un mundo feliz, tal vez su libro más importante y uno de los que lo hizo más reconocido. En 1963 dio a conocer su última obra, Literatura y ciencia, que como el titulo indica es una aproximación entre ambos mundos.

Nos vemos el próximo domingo te dejo mis redes sociales si quieres que estemos en contacto no olvides seguirme. ♡ Gracias por leer. Excelente inicio de año.

Instagram: https://www.instagram.com/?hl=es-la

Snapchat: abril_yessi

Twitter: https://twitter.com/yessica1479

CONTACTO

 Solo compañias y/ o negocios: yessicaherro@hotmail.com

¡RECUERDA! Belleza sin propósito no es belleza. ♡  

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s